EL OCÉANO AUSTRAL

Antártica es el lugar más seco, frío y ventoso del planeta. Cerca del polo sur, la vida no es nada cómoda: la temperatura llega a unos 60 grados bajo cero, el viento puede superar los 200 kilómetros por hora y la lluvia nunca se deja ver, condiciones que hacen de Antártica el desierto más grande del mundo. Alrededor de este enigmático continente blanco, circula el Océano Austral.

 

Esquema del océano Austral rodeando Antártica

 

Al igual que Antártica misma, el océano Austral es muy particular e importante, en él confluyen frías masas de agua del extremo sur del Pacífico, Atlántico e Índico, por lo que se considera como el centro y uno de los motores de circulación oceánica global.

Además de su importancia oceanográfica, el océano Austral alberga una biodiversidad marina única en el mundo. La Corriente Circumpolar Antártica, la principal corriente del Océano Austral, es una verdadera barrera de agua que aísla al continente blanco, lo que ha permitido la presencia y desarrollo de especies marinas con diversas adaptaciones, tan particulares como su entorno. Por ejemplo, existen peces como los dracos, adaptados a las temperaturas cercanas a 0 grados. Su sangre posee proteínas anticongelantes y no tiene glóbulos rojos, no son necesarios en aguas con tanto oxígeno.

Y como hablar de biodiversidad marina y no mencionar al krill. Este pequeño crustáceo es considerado como uno de animales más importantes del océano Austral, ya que es un eslabón clave las tramas tróficas. Muchos organismos dependen de su existencia, como focas, pingüinos, peces e incluso las gigantes ballenas que viajan miles de kilómetros a Antártica para alimentarse.

Draco antártico, también conocido como pez de hielo. Foto tomada en la Península Antártica por @hcjojose

El Océano Austral es tan importante para la vida, que cualquier desequilibrio tendría consecuencias en el resto del planeta. Lamentablemente, Antártica, principalmente la Península, muestra una de las respuestas más rápidas a la actual crisis climática, con un calentamiento muy acelerado que amenaza la biodiversidad marina como la conocemos. Por ende, se vuelve más relevante que nunca conocer esta biodiversidad, valorarla y protegerla.

Cuatro años de Fundación Mar y Ciencia

Debido a la importancia de dar a conocer el mundo oceánico y fomentar su protección, en el año 2017, en Valparaíso, nace Fundación Mar y Ciencia con el objetivo de promover la valoración de los ecosistemas marinos de Chile, a través de programas de divulgación científica y educación ambiental.

El equipo, compuesto en su gran mayoría por mujeres, trabajan constantemente siguiendo el sueño de que cada vez más personas conozcan las maravillas que esconde el océano, gatillando cambios de hábitos y empoderando a las siguientes generaciones de líderes ambientales.

Conoce más en http://maryciencia.org/